Contenido:

Secciones

Visite:

Neurología

Neoplasias Intracraneales

Pueden ser primarias o secundarias (exceptuamos en esta definición a las malformaciones vasculares y a los granulomas). Tienen dos formas fundamentales de presentación sintomatológica: hipertensión endocraneana, o alteraciones de la conducta con cefaleas y/o convulsiones. Anualmente se presentan cuatro a diez casos nuevos de tumores encefálicos cada 100.000 habitantes, incidencia nada despreciable dada la gravedad del cuadro. Después de la leucemia constituye la causa más frecuente de muerte infantil. Luego de un decrecimiento de la ocurrencia en la adolescencia y en la juventud, muestra un incremento progresivo a partir de la cuarta década de vida. Entre las neoplasias secundarias o metastásicas debemos destacar la frecuencia con que el carcinoma broncogénico establece localizaciones encefálicas.
En forma práctica podemos ubicarlos en tumores situados por encima de la tienda del cerebelo (supratentoriales) y por debajo de ella (infratentoriales). En los primeros la cefalea, por ejemplo, afecta a las zonas temporoparietales o periorbitarias; en los segundos, la zona occipital o retroauricular y a menudo se acompaña de vómitos.

SINTOMATOLOGIA
Los síntomas que producen los tumores encefálicos difieren. La hipertensión endocraneana se caracteriza por su tríada clásica: cefalea, vómitos y edema de papila, esta última objetivada con el examen del fondo de ojo. Clínicamente suele traducirse por síntomas visuales, tales como “moscas volantes”, ambliopía y ceguera intermitente.
Puede existir rigidez de nuca.
Los meningiomas son tumores benignos (desde el punto de vista histológico) que se originan en las células aracnoideas. Pueden aparecer en cualquier lugar del sistema nervioso donde exista duramadre y eso conduce a una sintomatología complicada y grave. Son más frecuentes en el sexo femenino y su múltiple ubicuidad hace que, por células que emigran por los plexos coroideos, puedan localizarse dentro de los ventrículos cerebrales. Pueden ser múltiples e, incluso, malignizarse, en especial en la forma llamada hemangiopericitoma.
Sus localizaciones lo hacen un tumor de sintomatología polimorfa y de pronóstico reservado. Pueden observarse paraparesias, paraplejías, hidrocefalia (sobre todo los de fosa posterior que crecen en forma supra e infratentorial), alteraciones de los pares craneanos, en fin, gran cantidad del manifestaciones neurológicas dependientes del lugar o de asiento de tumor.
El diagnóstico clínico y de imágenes (TAC, RMN), en ocasiones -cuando no exista hipertensión endocraneana manifestada por edema de papila- el examen del líquido cefalorraquídeo, indicarán el tratamiento de elección que es el quirúrgico.

DIAGNOSTICO DIFERENCIAL
Siempre es preciso hacer el diagnóstico diferencial con las afecciones no tumorales que pueden ocasionar un síndrome similar. El ejemplo más conspícuo es el del llamado seudotumor cerebral o síndrome de hipertensión endocraneana benigno, que se relaciona con enfermedades médicas. Tal vez la de peor pronóstico en este sentido sea la trombosis venosa endocraneal; otras patologías que lo ocasionan son trastornos menstruales, anticonceptivos, intoxicación por vitamina A en niños y adolescentes, hiper o hipotiroidismo, hiperparatiroidismo, algunas drogas, entre varias causas más.
Algunos tumores como el glioblastoma, que infiltra la corteza cerebral y en muchas oportunidades adopta carácter multicéntrico, puede comenzar con convulsiones (en un tercio de los casos), además de cambios de conducta, vértigos, náuseas y cefalea. Puede empezar en forma brusca pero, las más de las veces, la instalación de la sintomatología completa tarda cuatro o cinco meses. Las crisis epilépticas focales deben hacer sospechar la presencia tumoral.
La localización de la masa tumoral es de importancia clínica y diagnóstica. En la llamada zona “muda” (temporal derecha) pueden ser asintomáticos durante mucho tiempo.
La tomografía computada y la resonancia magnética son los grandes aliados del diagnóstico de los tumores encefálicos.

© 2006 Anejo Producciones S.A. Buenos Aires. Argentina. Hecho el depósito que marca la ley 11.723.
Prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin el permiso por escrito del dueño del Copyright.

© 2006 Anejo Producciones S.A. Buenos Aires. Argentina. Republication or redistribution of Zonamedica content, including by framing or similar means, is expressly prohibited without the prior written consent of Anejo Producciones. Anejo shall not be liable for any errors or delays in the content, or for any actions taken in reliance thereon. Política de Privacidad